domingo, 29 de agosto de 2010

Somos la vergüenza internacional

Es ya por todos sabido lo negativamente que se percibe la tauromaquia fuera de España, a excepción quizás de los países latinoamericanos en los que aún se practica, Portugal donde los toros son también maltratados aunque no sean matados delante del público pero sí detrás, y de algunos norteamericanos que tienden a desmadrarse cuando tienen una copa delante siendo analfabetos en temas históricos e ignorando en qué se basan los festejos en los que se encuentran, como ocurre en los sanfermines, y cada vez menos, ya que tanto Latinoamérica como EEUU están llenos de activistas. Diversos grupos en defensa de los derechos de los animales llevan mucho tiempo situándose frente a plazas de toros para, sin haberles incitado a entrar, grabar las reacciones de los turistas al salir de una corrida, habitualmente indignados y llorando, y animarles a que firmen en su contra. Ahora dicen algunos taurinos, con la intención de desacreditar esta labor, que lo del turista antitaurino es una novedad, una parafernalia de los activistas, basándose en que antes acudían supuestamente con mucho gusto a las corridas y obviando el hecho de que las nuevas generaciones no son responsables de las barbaridades de sus padres y abuelos, recurriendo también a titulares de periódicos ingleses con motivaciones políticas en contra de Catalunya, como "The Economist", para restarle valor a la reciente abolición de la tauromaquia. Pues bien, así veían los muy ingleses Monty Python con su siempre genial y corrosivo humor, y no precisamente antes de ayer, al más que cobarde typical spanish machoute tourerou ibericou.



BULLFIGHT = BULLSHIT

martes, 24 de agosto de 2010

ANIMAL: EL DOCUMENTAL


Porque la violencia debe ser utilizada como mecanismo de autodefensa, como hace el toro en la foto que aquí se muestra, y el odio como fuerza positiva que nos impulsa a cambiar todo aquello que es detestable.

Porque la tauromaquia, en la que la violencia y el odio se canalizan hacia la tortura como diversión, no tiene ninguna clase de justificación y no debe ser tolerada ni respetada, por muy rodeados que estemos de seres queridos que disfrutan de ella.

Porque para educar a las generaciones venideras hay tiempo, pero la mejor manera de conseguir que un adulto cambie es hacerle darse cuenta de que ha sido un cabronazo hasta este momento.

Porque aunque no hace falta estar de acuerdo con la totalidad de las opiniones vertidas en este gran documental, en el que además de opiniones se dan datos objetivos que probablemente muchos desconozcáis, aquellos taurinos que se niegan a verlo para darle la espalda a la realidad o que tras verlo ni empatizan emocionalmente ni reflexionan racionalmente y se empecinan en su barbarie no son en ese aspecto merecedores de ninguna clase de respeto por haber decidido vivir y morir como CABRONAZOS dejando a la humanidad a la altura del betún, siendo merecedores únicamente de recibir aquello que dan.

sábado, 21 de agosto de 2010

El odio a los toreros como fuerza positiva

Josu Sein

El odio como fuerza positiva bien enfocada, junto al amor, es lo que conduce a buscar el cambio de determinadas situaciones deplorables, en este caso el odio hacia los verdugos tauricidas y el amor hacia las víctimas. La indiferencia conduce al estancamiento. Para qué nos vamos a andar con rodeos. Estoy cansado de los tabúes rollo new age. Por supuesto que también odio a cualquier maltratador de otros animales, pero me centro en la tauromaquia porque es el espectáculo sádico predominante a nivel estatal (por poco tiempo) a pesar de que se cometan otras atrocidades en determinados pueblos o comunidades, y porque me estoy centrando en las fotos de la manifa antitaurina donostiarra que fotografié el pasado domingo. Si alguien se presenta y me dice que es torero lo más amable que se me ocurre hacer es darme la vuelta e irme. Se me llena la boca al decir no tolero a los tauricidas. Esto no es como respetar una creencia personal, una religión, una opción sexual, o cualquier otra característica que en principio, aunque no siempre, sólo atañe a la la forma de vida de un individuo o colectivo sin que influya en los demás. Si se prohíben el uso de las drogas, como ya se hace, o el comportamiento sexual privado que no dañe a otro, ya entramos en el ámbito de la dictadura, amparándose en la falacia del delito sin víctima, pero resulta que en la tauromaquia hay víctima, aunque lamentablemente aún no figure como delito. Los liberales sostenemos que 2 o más individuos hagan entre ellos lo que consideren oportuno, pero que todo abuso de poder debe ser prohibido, con todas las letras, PROHIBIDO. La dictadura, basada en la creencia de que uno tiene el derecho a hacer lo que le venga en gana a otros, que es lo que hace un tauricida, es la antítesis de los liberales, de ahí que me produzca risa y rabia a partes iguales que a los antitaurinos se nos tache de dictadores por pretender quitarle a alguien la libertad de quitarle a su vez su libertad a otro ser. Un tauricida abusa de su poder. ¿Debemos permitir que quien quiera ver una ejecución pública, una tortura a un homosexual o una ablación del clítoris lo haga y quien no quiera no en nombre de la tolerancia? Siempre se acaba con el mismo debate. Somos unos bárbaros (es que va a resultar que los tauricidas son de lo más cariñoso, tolerante, respetuoso y amable...) por equiparar (que no comparar) a los humanos con las demás especies animales. Claro, es que nos hemos olvidado de los tiempos en los que resultaba obvio que las mujeres eran seres inferiores hasta que se llegó a debatir incluso si tenían alma, dando por hecho que los hombres sí la tenían. Bien, pues es que yo no soy antropocentrista ni especista, por lo que no me creo superior a un individuo de otra especie animal. Es una supina gilipollez que a pesar de que somos animales nos desmarquemos de ellos y metamos en el mismo saco a una ballena o incluso a un toro junto a un gusano cuando la ballena y el toro tienen muchísimo más en común con nosotros que con un gusano. Jodida vanidad humana... Pero bien, pasaré por el aro y obviaré esa supuesta superioridad humana, sin que tal aseveración salga jamás de mi boca, y me centraré en otros animales. ¿Debemos permitir que quien quiera ver apalear a focas, disparar a gatos o estrangular a perros lo haga y quien no quiera no en nombre de la tolerancia? Muchos de vosotros os echáis las manos a la cabeza con el puto pepero con polo rosa que torturaba y mataba gatos para fotografiarse con ellos, con los chinos que comen perros y gatos y hacen pieles con ellos, o con los esquimales que les destrozan la cabeza a las focas. Pero en qué insana cabeza cabe que todo esto debe ser tolerado. ¿Es que no os dais cuenta de que ese rango de superioridad e inferioridad es totalmente arbitrario? Las vacas y las ratas son sagradas para los hindúes mientras que nosotros nos comemos a unas y detestamos a las otras. ¿Quiénes son los chinos para sentenciar que los perros y gatos son inferiores a otros animales? ¿Quiénes son los hindúes para sentenciar que las vacas son superiores a otros animales? ¿Quiénes somos los occidentales europeos para sentenciar que los perros y gatos, bajo esa gilipollez de animales domésticos que en otras culturas no son considerados como tales, tienen más derechos que un cerdo, una vaca o un toro? Como ya dije en el antrior post, ya es hora de que los humanos se limiten a legislar su convivencia dejando en paz a las demás especies animales. Prohibir una forma de vida que atañe únicamente al ámbito privado es malo y propio de dictadores. Prohibir el abuso de poder y la tortura hacia cualquier ser, precisamente para evitar ese entrometerse en el ámbito privado y robarle la libertad a otro, es bueno y propio de liberales. Algunos ignorantes incluso recurren a Nietzsche al utilizar estos términos, por aquello de "Más allá del bien y del mal", desconociendo que Nietzsche era defensor de los derechos de los animales y que se refería únicamente a la moral religiosa que detestaba, ésa de la que tanto presumen por otra parte los tauricidas.

Odio a los toreros. Odio a esos mequetrefes COBARDES que necesitan alardear de su fuerza y su supuesta superioridad por sus cobardías y carencias en la vida diaria y que no son capaces de enfrentarse a un depredador al que no haría falta encerrar en ninguna plaza, sino a un herbívoro que huiría si viera cualquier salida en la misma. Odio a esos taurinos que recurren a la supuesta catástrofe que va a suponer la pérdida de empleo de tanta gente (a cualquier cosa la llaman trabajo) cuando perfectamente se podrían reciclar y trabajar en reservas naturales para toros y así protegerlos en lugar de torturarlos, cosa que no estaría nada mal (que no falte el dar ideas). Odio que a gays y pseudo-feministas se les caigan las bragas con tíos que representan al machista violento. Odio a los sádicos. LOS ODIO. Qué le vamos a hacer si uno de mis lemas favoritos es el siguiente:

¡¡¡TORERO MUERTO, ABONO PA' MI HUERTO!!!

martes, 17 de agosto de 2010

Multitudinaria manifa antitaurina en Donostia

Josu Sein


Este pasado domingo 15 de agosto fotografié la manifestación antitaurina que cada año se realiza en Donosti coincidiendo con las matanzas de toros en una plaza construida para tal fin, organizada este año por Liberacción/Askekintza Animalista (web en construcción), asociación de la que soy miembro. La multitudinaria manifestación antitaurina comenzó a las 18:00 y tras un largo recorrido finalizó a las 19:00 en el mismo punto de partida, el Boulevard.

Una vez más ha quedado demostrado que los antitaurinos y antiespecistas somos 4 gatos... No puede caber duda al respecto al observar la poca gente que se ve en estas fotografías...

Una vez más ha quedado demostrado que lo único que nos mueve es un afán separatista y antiespañolista... No puede caber duda al respecto al ser uno de los lemas de la manifestación, en concordancia con ese exacerbado amor a nuestra tierra, ¡¡¡CATALUNYA ANTITAURINA, DONOSTI ASESINA!!!

Una vez más ha quedado demostrado que los radicales, intransigentes y violentos, obviando la radicalidad y violencia de quien disfruta torturando, que no es más que un pequeño detalle, somos los antitaurinos y animalistas. No puede caber duda al respecto al haber sido un pacífico manifestante agredido por un taurino a lo largo del recorrido de la manifestación...

Y mientras tanto en la tele no paran de darle bombo al asunto al desviar el tema de nuevo hacia los independentismos. Hoy han insultado al presidente de la asociación en defensa de los derechos de los animales de Euskadi (como sólo hay una...) al haber declarado que Jesulín de Ubrique debería ser condenado al igual que un etarra. Lo han insultado incluso los que sostienen que la tortura animal debe figurar en el código penal, y quien no lo ha insultado se ha escandalizado. Que se escandalice quien quiera, pero suscribo sus palabras, porque todo aquel que mata por placer a otro ser sintiente, humano o no, debería ir a la cárcel.

Todo esto está resultando muy positivo. Todos los informativos y programas televisivos no paran de criticar este actual furor animalista y diversas manifestaciones antitaurinas, aunque no tienen nada de nuevo porque existen desde que tengo uso de razón, así como no paran de hablar de la prohibición de otras fiestas en las que se maltratan animales en diversos pueblos. La única razón es que están asustados de comprobar que los que creían una minoría somos una mayoría, aunque las mayorías y las minorías no deberían de importar a la hora de prohibir toda clase de tortura de manera que los humanos se legislen a sí mismos y la convivencia entre ellos dejando en paz a las demás especies animales.

Esto es imparable, señores especistas...

jueves, 5 de agosto de 2010

Toros y Catalunya

Belleza en la sangre que el agonizante toro de esta foto escupe y sensualidad en la agresiva expresión de este chuloputas. Hay que estar realmente enfermo o ser un grandísimo hijo de puta para percibirlo así. Quien quiera movimientos sensuales que se vaya al ballet. Pero vayamos a por datos obetivos.

Estoy harto de escuchar que sólo ha sido un intento de separarse del resto de España. No se trata de un símbolo, como el toro de Osborne, al que por cierto yo también destrozaría. Se trata de un ser sintiente. La prohibición catalana no ha tenido nada que ver con el nacionalismo. Los primeros en hablar en el Parlament fueron los taurinos, que se encargaron de desviar el tema hacia un anticatalanismo galopante para desacreditar a los antitaurinos por el miedo al debate animalista en toda España, ya que hasta en Andalucía hay grupos antitaurinos. Fueron los antitaurinos catalanes los que hablaron de ciencia y ética. Han sido, en general, los medios anticatalanistas los que han mezclado churras con merinas para seguir politizando el debate. No ha tenido nada que ver con eso. Lo que a muchos les jode es que se han prohibido las corridas de toros y quieren atacar a los catalanes como sea. La tauromaquia no es una tradición típicamente española. Gran error. Ha existido por todo el mundo y actualmente sólo 6 países la mantienen. Incluso en el 95% del territorio francés está prohibida. En Inglaterra hace 300 años había muchos más festejos taurinos que en España, pero se prohibieron a finales del siglo XVIII y principios del XIX. Claro que fue una contradicción que se continuara con la caza del zorro, pero se salió de esa contradicción al prohibirla también en el 2004. Y claro que es una incoherencia que no se hayan prohibido los correbous, pero YA SE ESTÁN RECOGIENDO FIRMAS EN CONTRA DE ELLOS. Es más, una de las razones por las que no se han prohibido ahora, además de por culpa del CIU, es porque el PP los llevó al Consell de Garanties. La prohibición no es nueva en España. Felipe V prohibió las corridas en 1723, Carlos III en 1771 y Carlos IV en 1805, todos ellos muy antiespañolistas, siguiendo los estúpidos argumentos de estos días. Fue Fernando VII el que las reincorporó. Hace 2 años que se presentó la ILP y en diciembre ya se votó, mucho antes del recorte del estatut, con los mismos resultados. Esta vez sólo ha habido un voto más a favor de la abolición. Uno nada más. ¿Dónde está el catalanismo entonces? Pero si en Catalunya se están intentando abolir prácticas tan propiamente catalanas como la matanza del cerdo y la venta de animales en los quioscos de Las Ramblas... Muchos recurren a la incoherencia de que en Catalunya se fabrique foie, ya que SÓLO SE PUEDE FABRICAR TORTURANDO. Quizás, pobres ignorantes, desconozcán que el foie está prohibido fabricarlo e incluso comerlo en multitud de países europeos a los que se están sumando estados de EEUU. Todo se andará. ¿Sabéis dónde más se han prohibido las corridas? ¡¡¡EN ALMENSA, ALBACETE!!! Muy antiespañolista también, sí... Entre los medios extranjeros que se han metido con Catalunya, aunque no se mencionan los que la han apoyado, está The Economist, al que le han dado mucho bombo. Resulta que en 1705 los ingleses firmaron un pacto con Catalunya para proteger sus Constituciones y que luego lo violaron, entregándonos a Felipe V en la paz de Utrecht de 1713. Incluso en Inglaterra se dijo que el nombre de los catalanes sería sinónimo del deshonor británico. Luego, en 1936, se creó el Comité de No Intervención que permitió que la República combatiera prácticamente sola contra Franco, Hitler y Mussolini. Les aterraba una república en España dominada por las izquierdas. Los conflictos políticos entre Inglaterra y Catalunya vienen de hace tiempo, no os esperéis un aplauso a Catalunya por parte de medios ingleses tan politizados.

Centrémonos en la tauromaquia.
Quien diga que hay problemas más importantes, como el paro, no actúa de manera coherente. A la tauromaquia se destinan al año, con nuestros impuestos, unos 563 millones de euros (ahí es nada) que se podrían destinar a crear puestos de empleo, subir los subsidios y fomentar la creación de nuevas empresas, entre otras cosas.
Quien diga que prohibir es malo y que por eso hay una dictadura en Catalunya tras una ley aprobada de la manera más democrática que se ha visto en muchos años, recogiendo más de 180.000 firmas de ciudadanos que no se dirigían a ningún partido político en concreto, que se mire al espejo. Sólo los dictadores se creen con derecho a hacer los que les venga en gana. Los liberales creemos en la libertad de que 2 individuos hagan entre ellos lo que quieran y consideren oportuno, pero sostenemos que la tortura debe ser prohibida. La libertad de quitarle su libertad a otro ser es un argumento que cae por su propio peso. Quien defiende semejante barbaridad es contrario a la democracia y a la libertad. Curiosamente en Chile, el mismo día Y BAJO EL MISMO DECRETO, se prohibió la tauromaquia, la inquisición y la esclavitud.
¿No debemos prohibirlo porque ya va a desaparecer por sí solo? Sí claro, pues permitamos las torturas a homosexuales porque ya están en desuso. Un poco de sentido común...
¿La raza del toro de lidia va a desaparecer? El toro de lidia no es una raza, ignorantes. En España existen 1.300.000 individuos de la raza del toro con una longevidad natural de 20 años, siendo torturados y matados en una plaza cuando tienen 6-7 años. Es imposible que desaparezcan. Y voy más allá, de nuevo para los ignorantes que recurren a la falsa catástrofe medioambiental. EN CATALUNYA NO EXISTEN DEHESAS.

Yo soy independentista, que no patriótico, algo muy diferente, porque estoy a favor de la evolución y de los indepentismos en general por todo el planeta, pero eso no tiene absolutamente nada que ver con que sea antitaurino y defensor de los derechos de todos los animales.

Al respecto:

Debate del Parlament

Debate de La Noria sobre la supuesta politización del debate del Parlament
(sí, Telecinco y La Noria dan asco, pero el siempre gran Jesús Mosterín y Pilar Rahola estuvieron francamente magistrales)


Necesitamos compasión, ciencia y bondad.
Mientras haya antropocentrismo habrá dictadura.

EL ABOLICIONISMO NO TIENE PATRIA