martes, 15 de septiembre de 2009

Supervivientes de Sodoma y Gomorra

Fotograma de "Soñadores" de Bertolucci.

"Estudiando cualquier especie nos encontramos con una norma: Cuando uno de los dos, el macho o la hembra, es más agresivo que el otro, la comunidad se organiza en harenes. Por ejemplo entre los leones, donde el macho es más agresivo que la hembra, cada macho se aparea con varias leonas que “le pertenecen”. Entre las arañas, en cambio, donde la agresiva es la hembra, sucede al revés, cada hembra tiene varios machos que le sirven. Ahora bien, si ninguno de los dos individuos de la especie es tendencialmente agresivo, entonces se organizan en comunidades. Todos los machos se relacionan sexualmente con todas las hembras y las crías pertenecen a la manada. Y cuando en una especie macho y hembra son agresivos, entonces el esquema tendencial es la monogamia. Traslademos este esquema a la raza humana..." (Jorge Bucay)

Fragmentos de la novela "Middlesex" de Jeffrey Eugenides:

"Los sambia practican la homosexualidad ritual. Los varones sambia consideran que el contacto con las hembras es contaminante. De manera que han organizado estructuras sociales para limitar en lo posible el contacto. Los hombres y los niños duermen en una parte del poblado, las mujeres y las niñas en otra. Los hombres sólo van al pabellón de las mujeres para procrear. Entran y salen. De hecho, la traducción literal de la palabra que utilizan los sambia para designar la vagina es «esa cosa que en realidad no es nada buena»."

"Empezaba a entender algo de la normalidad. La normalidad no era normal. No podía serlo. Si la normalidad fuese normal, nadie se preocuparía de ella. El mundo podía quedarse tranquilo y dejar que la normalidad se manifestase por sí misma. Pero la gente tenía dudas sobre la normalidad, y sobre todo los médicos, que no estaban seguros de que se manifestara como era debido. De modo que se sentían inclinados a corregirla."

"El libre albedrío vuelve a la escena. La biología nos da un cerebro. La vida lo convierte en intelecto."

"Los navajos tienen una categoría de personas que denominan berdache. En principio, un berdache es alguien que cambia de sexo, que adopta una identidad sexual distinta a la de su sexo de nacimiento. Recuerda, Cal. El sexo es biológico. La identidad sexual es cultural. Los navajos entienden perfectamente ese hecho. Si alguien quiere cambiar de identidad sexual, se lo permiten. Y no lo denigran, sino que lo honran. Los berdaches son los chamanes de la tribu. Los curanderos, los grandes tejedores, los artistas."


No han sido pocas las comunidades, desde tribus denominadas "primitivas" hasta los hippies de los 60, en las que los hijos no se consideraban propiedad de nadie y eran criados por todos los miembros por igual. Las religiones que se han encargado de acabar con todos estos modelos de relación y familia siguen mintiendo cuando hablan de la historia, la naturaleza y la normalidad. Tampoco han sido pocos los países en los que el incesto no estaba mal visto. La novela "Middlesex" también trata del incesto en la Grecia de principios del siglo XX. Existen muchos hermanos carnales que han tenido hijos sin ningún tipo de problema. De todas maneras se puede hacer una prueba de compatibilidad genética para saber si el hijo podría tener algún problema, al igual que entre personas que en principio no tienen ningún nexo familiar, cosa que no se hace. Hermanos carnales que se enamoran han existido, existen y existirán, y aunque aceptemos que no deban tener hijos biológicos, igual que hay parejas "normales" que no los quieren tener, ¿nunca os habéis preguntado por qué sigue siendo ilegal que se casen o que adopten niños que ya están sufriendo y a los que podrían hacer felices? La religión, que no la moral, incluso en el caso de la gente atea que sigue viéndolo como algo socialmente no aceptable...

Yo ya de pequeño soñaba (lo digo literalmente, no soñando despierto) con tener novio y novia al mismo tiempo, no como fantasía sexual, sino como verdadera y duradera relación. Conozco en Gipuzkoa, una provincia muy uniforme y uniformadora, a dos chicos y una chica enamorados entre sí. La gente de su entorno ni siquiera entiende que pueda existir la bisexualidad y jamás se les pasaría por la cabeza que pueda existir un trío como relación al igual que existen parejas, por lo que simplemente tienen fama de promiscuos, cosa que por otro lado tampoco tiene porqué ser reprochable. Adoro todas las novelas, películas y videoclips que tratan de este tema. Lo que no me gusta es que todas acaban igual, dando la impresión de que es algo imposible. No soy yo muy partidario precisamente de los finales felices rollo Disney, pero ya es hora de que se realice alguna obra en la que al final permanezcan juntos, para ir cambiando la impresión que tenemos.

Skunk Anansie: "Secretly"

video


Modjo: "Lady"
video


Escena de "Soñadores" de Bertolucci, gran película en la que uno de los chicos y la chica que forman el trío son hermanos.

video


Varias escenas de "Soñadores" en las que se muestra la relación entre los dos chicos.

video


Imágenes de "Soñadores" con la canción "Please love me" de fondo.

video

5 comentarios:

  1. Tiene alguien la potestad o la capacidad de considerar lo que realmente es la normalidad...¿?

    Dudo mucho que desde la oscuridad se pueda dibujar la normalidad.

    Creo que la normalidad es lo que nos puede hacer sentir bien con nosotros mismos, al fin y al cabo nuestro propio yo es el indiscutible y único compañero seguro en este camino...


    Abrazzzusss

    ResponderEliminar
  2. Las historias basadas en estos hechos tienden a presentarlos como cosas que acaban mal con razón.
    Porque absolutamente todas las relaciones sentimentales acaban mal, voluntaria o involuntariamente, por una o ambas partes (o las restantes si se tercian).
    Es la puta vida, que nunca tiene un final feliz. El/la prota siempre se muere.

    ResponderEliminar
  3. Qué romanticismo el tuyo, Fet ;)
    Se puede ser bisexual, otra cosa es que funcione las relaciones de un trio o más. Si ya es jodido que funcione una relación entre dos, que entre otra persona en juego ya ni te digo.
    Me gustaría creer en los finales felices. Pero no.

    ResponderEliminar
  4. Cómo sois...

    A ver, que yo no creo en los cuentos de hadas, lo que pasa que un final no tiene porqué ser trsite ni feliz, sino simplemente final...

    Por otra parte, ya que los tríos enamorados más allá de fantasías sexuales sí que existen, yo le que estaba sugiriendo es que se creen obras que traten del tema y que la obra (lo que suceda con posterioridad es otro tema) no acabe con un trágico final ya que esas cosas son las que subconscientemente nos hagan creer que son inviables e imposibles desde un principio, repito, sin pensar en el final, porque con lo que se disfruta es con el camino. Además, no se trata de que se meta un tercero en la relación, lo que sería "infidelidad", sino que los 3 juntos forman una relación. De la misma que puede salir mal porque uno se sienta celoso de los otros 2, puede ser enormemente positivo porque cuando surgen problemas entre 2 el tercero los disipa.

    Y finalmente, el mensaje más importante de mi actualización, es que cualquier tipo de relación y familia es "natural" desde el momento en el que surge espontáneamente y de manera no voluntaria, porque si no fuesen "naturales", simplemente no existirían. Clasificarlo como "bueno" o "malo" está lejísimos de mi intención.

    ResponderEliminar
  5. Que sus sepáis que hoy mismo acabo de ver en el festival de cine de Donosti una bellísima peli del 2007, "Les chansons d'amour", protagonizada, al igual que en "Soñadores", por Garrel, que también está inmerso en un trío sentimental con otras 2 chicas, trío que se deshace por circunstancias trágicas y él acaba teniendo una relación con otro chico. Todo en forma de musical. Bellísima...

    (Hay que ver en mi anterior comentario qué poco me fijé en mis faltas ortográficas y sintácticas...)

    ResponderEliminar