sábado, 22 de abril de 2017

El errante amante homicida

Autorretrato realizado este mes de abril de 2017 (Josu Sein)


Siempre encontrarás más de ti mismo en las sombras, puesto que la luz diurna poca cabida da a los misterios. El día es el reino de los que aterrorizados de lo que han encontrado se niegan a buscar más y deforman lo poco hallado para parecer otra persona a ojos de los demás. La noche es el reino de quienes no tienen miedo y van realizando todos sus deseos, uno detrás de otro. En la noche te encontré. A la noche pertenecíamos. En ella vivíamos planeando cómo matar al hombre, esa nefanda especie animal, hasta que una noche me viste en celo aullándole a la luna. Aún no te habías decidido por el amor o por el miedo. Yo te obligué a que escogieras. Te hice beber toda la llameante sangre que vertían los volcanes que eran mis ojos, aun sabiendo que no recuperaría la vista de la que presumía. Tu cuerpo rechazó mi sangre. Tu alma rechazó mi esencia. Saliste corriendo sabiendo que ya no te podía ver. Pero te siento. Cuando estás cerca el sonido de tus pasos reverbera en mis ojos y mis oídos ven y siguen tus huellas. Pareciera que han pasado siglos desde que te busco y tú escapas. Tiempo suficiente para saber cómo llegar a ti. Caminaré en dirección opuesta a la tuya hasta que nos demos de bruces. No podrás escapar. Correré hacia ti persiguiendo tu silueta que la sangre aún manando de mis ojos me permita adivinar y me abalanzaré sobre ti. Tu sangre será esta vez la que penetre en mí. Condenado a mi amor, si no desechas al miedo, ya que nada haré para defenderme de tu violencia, de ti y de nadie más dependerá que vivamos o muramos, en cualquier caso unidos, en el orgasmo final. Quién nos iba a decir que los hombres asesinados podríamos ser nosotros mismos...

Texto escrito este mes de abril de 2017 (Josu Sein



domingo, 9 de abril de 2017

Autorretratos cinemáticos

The Beauty of Decay

Self-portrait

Blue Spirit Blues

Nothing's been the same...

Heaven or Hell?

Hurt

Not the Actual Events

Self-portrait taking drugs

The cave among the mountains

You don't know the power that you have with that tear in your hand

Verrà la morte e avrà i tuoi occhi

Way to Mystery

Ghost

Angels

Self-portrait walking along the street

Smoke

Self-portrait

Self-portrait at night

Melancholy

When Lynch possessed me

Self-portrait

Sweet dreams are made of this

Intruders

Intimacy

Go to sleep

Autorretratos realizados entre febrero y abril de 2017 (Josu Sein)



josusein.com

sábado, 1 de abril de 2017

Disney's nightmares











Serie de fotografías realizada en marzo de 2017 (Josu Sein)

No es esta la primera serie que realizo consistente en manipular de diferentes maneras fotogramas pertenecientes a películas pornográficas. Cierto es que también me gustaría fotografiar a modelos de carne y hueso practicando sexo, pero hay una tendencia a menospreciar obras que han nacido de otras obras con la que no estoy de acuerdo. Quisiera aclarar que mis fotografías finales nada tienen que ver con los fotogramas originales, en color, nítidos, con todos los detalles iluminados y pretendiendo que jamás presenten un aspecto que difiera de la realidad tal como la ven nuestros ojos. He de decir que ese aspecto de las películas pornográficas no me interesa lo más mínimo, y que lo que pretendo plasmar es cómo ve el ojo de mi mente aspectos que pasan desapercibidos durante un visionado corriente. Por otra parte, y dejemos a un lado vericuetos y trabas legales referentes a si los modelos pueden ser fotografiados por ser públicos o el copyright de la obra no permite la difusión de sus imágenes, manipuladas o no, prácticamente todos los fotógrafos fotografiamos por poner un ejemplo esculturas cuya reproducción seguramente también está prohibida por poseer derechos de autor, y muy poco las modificamos salvo algunos cambios de ángulo. ¿Pierden mérito las fotografías porque la escultura no la hemos realizado nosotros? Salvo aburridos y nada creativos fotógrafos que conciben las fotografías únicamente como documentos de la realidad exterior, casi todos los fotógrafos intentamos enseñar cómo se transforman las imágenes exteriores en la retina del ojo de nuestra mente, como diría David Cronenberg, tras penetrar y dejar atrás la objetividad de órganos sensoriales destinados a la visión objetiva y común a los demás individuos con el fin de sobrevivir. Es por todo esto que me interesa más y seguiré fotografiando y manipulando películas pornográficas antes que llamar a dos trabajadores del sexo, independientemente de su sexo biológico, para fotografiarlos en acción, lo que tampoco descarto, aunque prefiero las fotos sexuales a conocidos o a mí mismo que se pueden ver en mi web.


josusein.com