sábado, 21 de agosto de 2010

El odio a los toreros como fuerza positiva

Josu Sein

El odio como fuerza positiva bien enfocada, junto al amor, es lo que conduce a buscar el cambio de determinadas situaciones deplorables, en este caso el odio hacia los verdugos tauricidas y el amor hacia las víctimas. La indiferencia conduce al estancamiento. Para qué nos vamos a andar con rodeos. Estoy cansado de los tabúes rollo new age. Por supuesto que también odio a cualquier maltratador de otros animales, pero me centro en la tauromaquia porque es el espectáculo sádico predominante a nivel estatal (por poco tiempo) a pesar de que se cometan otras atrocidades en determinados pueblos o comunidades, y porque me estoy centrando en las fotos de la manifa antitaurina donostiarra que fotografié el pasado domingo. Si alguien se presenta y me dice que es torero lo más amable que se me ocurre hacer es darme la vuelta e irme. Se me llena la boca al decir no tolero a los tauricidas. Esto no es como respetar una creencia personal, una religión, una opción sexual, o cualquier otra característica que en principio, aunque no siempre, sólo atañe a la la forma de vida de un individuo o colectivo sin que influya en los demás. Si se prohíben el uso de las drogas, como ya se hace, o el comportamiento sexual privado que no dañe a otro, ya entramos en el ámbito de la dictadura, amparándose en la falacia del delito sin víctima, pero resulta que en la tauromaquia hay víctima, aunque lamentablemente aún no figure como delito. Los liberales sostenemos que 2 o más individuos hagan entre ellos lo que consideren oportuno, pero que todo abuso de poder debe ser prohibido, con todas las letras, PROHIBIDO. La dictadura, basada en la creencia de que uno tiene el derecho a hacer lo que le venga en gana a otros, que es lo que hace un tauricida, es la antítesis de los liberales, de ahí que me produzca risa y rabia a partes iguales que a los antitaurinos se nos tache de dictadores por pretender quitarle a alguien la libertad de quitarle a su vez su libertad a otro ser. Un tauricida abusa de su poder. ¿Debemos permitir que quien quiera ver una ejecución pública, una tortura a un homosexual o una ablación del clítoris lo haga y quien no quiera no en nombre de la tolerancia? Siempre se acaba con el mismo debate. Somos unos bárbaros (es que va a resultar que los tauricidas son de lo más cariñoso, tolerante, respetuoso y amable...) por equiparar (que no comparar) a los humanos con las demás especies animales. Claro, es que nos hemos olvidado de los tiempos en los que resultaba obvio que las mujeres eran seres inferiores hasta que se llegó a debatir incluso si tenían alma, dando por hecho que los hombres sí la tenían. Bien, pues es que yo no soy antropocentrista ni especista, por lo que no me creo superior a un individuo de otra especie animal. Es una supina gilipollez que a pesar de que somos animales nos desmarquemos de ellos y metamos en el mismo saco a una ballena o incluso a un toro junto a un gusano cuando la ballena y el toro tienen muchísimo más en común con nosotros que con un gusano. Jodida vanidad humana... Pero bien, pasaré por el aro y obviaré esa supuesta superioridad humana, sin que tal aseveración salga jamás de mi boca, y me centraré en otros animales. ¿Debemos permitir que quien quiera ver apalear a focas, disparar a gatos o estrangular a perros lo haga y quien no quiera no en nombre de la tolerancia? Muchos de vosotros os echáis las manos a la cabeza con el puto pepero con polo rosa que torturaba y mataba gatos para fotografiarse con ellos, con los chinos que comen perros y gatos y hacen pieles con ellos, o con los esquimales que les destrozan la cabeza a las focas. Pero en qué insana cabeza cabe que todo esto debe ser tolerado. ¿Es que no os dais cuenta de que ese rango de superioridad e inferioridad es totalmente arbitrario? Las vacas y las ratas son sagradas para los hindúes mientras que nosotros nos comemos a unas y detestamos a las otras. ¿Quiénes son los chinos para sentenciar que los perros y gatos son inferiores a otros animales? ¿Quiénes son los hindúes para sentenciar que las vacas son superiores a otros animales? ¿Quiénes somos los occidentales europeos para sentenciar que los perros y gatos, bajo esa gilipollez de animales domésticos que en otras culturas no son considerados como tales, tienen más derechos que un cerdo, una vaca o un toro? Como ya dije en el antrior post, ya es hora de que los humanos se limiten a legislar su convivencia dejando en paz a las demás especies animales. Prohibir una forma de vida que atañe únicamente al ámbito privado es malo y propio de dictadores. Prohibir el abuso de poder y la tortura hacia cualquier ser, precisamente para evitar ese entrometerse en el ámbito privado y robarle la libertad a otro, es bueno y propio de liberales. Algunos ignorantes incluso recurren a Nietzsche al utilizar estos términos, por aquello de "Más allá del bien y del mal", desconociendo que Nietzsche era defensor de los derechos de los animales y que se refería únicamente a la moral religiosa que detestaba, ésa de la que tanto presumen por otra parte los tauricidas.

Odio a los toreros. Odio a esos mequetrefes COBARDES que necesitan alardear de su fuerza y su supuesta superioridad por sus cobardías y carencias en la vida diaria y que no son capaces de enfrentarse a un depredador al que no haría falta encerrar en ninguna plaza, sino a un herbívoro que huiría si viera cualquier salida en la misma. Odio a esos taurinos que recurren a la supuesta catástrofe que va a suponer la pérdida de empleo de tanta gente (a cualquier cosa la llaman trabajo) cuando perfectamente se podrían reciclar y trabajar en reservas naturales para toros y así protegerlos en lugar de torturarlos, cosa que no estaría nada mal (que no falte el dar ideas). Odio que a gays y pseudo-feministas se les caigan las bragas con tíos que representan al machista violento. Odio a los sádicos. LOS ODIO. Qué le vamos a hacer si uno de mis lemas favoritos es el siguiente:

¡¡¡TORERO MUERTO, ABONO PA' MI HUERTO!!!

21 comentarios:

  1. Yo no sé si son más odiosos los toreros o todo el tinglado patibulario que tienen detrás.

    ResponderEliminar
  2. Desde luego oir a un taurino mencionar a Nietzsche sólo por el título de una de sus obras no sé si es pa ponerse a reir o a llorar. Nietzsche se refería a la mutabilidad de los conceptos morales, en tanto que no pueden ser rígidos porque lo que un día está bien al otro está mal. Creer que el toreo está" más allá del bien y del mal" es un síntoma de esa arrogancia sempiterna que rodea ese mundillo. Bien pronto se darán cuenta que, en lugar de estar "más allá", donde están realmente es "debajo del bien y del mal", porque hasta un asesino en serie tiene más clase y personalidad que ellos.

    ResponderEliminar
  3. Odiar es malo, Maese Josu. Aunque tenga vuecencia más razón que un santo.

    ResponderEliminar
  4. El odio y el amor, Fet, no son ni buenos ni malos per se. Ninguna de nuestras características, que existen para algo, lo es, ni siquiera la violencia. Lo bueno o lo malo es cómo y para qué los usas. El odio hacia una situación nefasta es lo que te empuja a cambiarla. En nombre del amor también se pueden hacer guerras.

    ResponderEliminar
  5. Es cierto, en nombre del amor se pueden mover montañas. En nombre del amor hacia los animales es que estamos haciendo lo que estamos haciendo... pero te digo que toda esa inmundicia de toreros, ganaderos, políticos desalmados y gentuza taurina... no sé si es odio, creo que es más ASCO, que otra cosa. Y no lo puedo evitar es UN ASCO PROFUNDO!!!

    ResponderEliminar
  6. Completamente de acuerdo con Mabel G.
    No es odio, es asco.......y mucho.

    ResponderEliminar
  7. Me cuesta no odiar a esta chusma,se que odiar no es bueno,por eso no odio a esta chusma me dan como dice Mabel verdadero ascazo,si perdonais me largo a echar una vomitá en su honor.

    ResponderEliminar
  8. silvestre hernandez8 de febrero de 2011, 3:08

    malditos los que apollan las corridas de toros en my pais mexico
    especialmente JACOBO sabludosky y pablo carrillo,que le llaman fiesta al sufrimiento de los toros,malditos cobardes los toreros
    si son tan valientes por que no se enfrentan al toro solo con su fuerza e inteligencia x q siempre nesecitan de sus ayudantes sadicos igual que ellos,maldita gente sadica,retrasada mental,

    ResponderEliminar
  9. En lugar de utilizar a un herbívoro que sólo usa sus cuernos para defenderse, y al que han tenido 48 horas en la oscuridad para sacarlo de golpe a la luz en un entorno desconocido, hostil y sobre todo cerrado porque los toreros saben que intenta huir (no son pocas veces en las que ha saltado al público no para atacar sino para escapar), que se atrevan a luchar contra un depredador como puede ser un felino que no se va a escapar ni aunque esté en un espacio abierto, a ver si tienen cojones y dejan de presumir de valientes.

    ResponderEliminar
  10. ¡¡¡TORERO MUERTO, ABONO PA' MI HUERTO!!!

    haber 1º seguro k tu no has cojido una azada en tu vida pero tengo una pregunta ¿sabes lo k es una azada?ç
    si dices k exas muertos al campo como abono demuestras tu poca inteligencia o hinthelijenhia para los antitaurinos
    HABER SI T ENTERAS A LOS CAMPOS SE LES HEXA FIEMO Y SINO SABES LOK ES LO BUSCAS EN EL GOOGLE

    ResponderEliminar
  11. He crecido en un pueblo rural, analfabestia.

    ResponderEliminar
  12. como se nota entonces sabrias k a los campos no se les exa muertos sino fiemo los animales muertos se dejan en el monte pa los buitres

    ResponderEliminar
  13. Eres tan analfabestia que ni pillas las ironías, y si las pillas no dejas de quedar con tus respuestas como un anlfabestia.

    ResponderEliminar
  14. tu si k eres analfabestia

    ResponderEliminar
  15. Hala, venga, vamos a seguir jugando a "rebota, rebota, y en tu culo explota"...

    ResponderEliminar
  16. a k te refieres como ironia ????????
    a k eres de pueblo no????

    ResponderEliminar
  17. Nací y crecí en Oiartzun. Si vuelves sin aportar nada al tema más que las gilipolleces que vas dejando en todos los blogs antitaurinos no se vuelve a ver más aquí ningún comentario tuyo.

    ResponderEliminar
  18. A lo de "Torero muerto, abono pa mi huerto" al que de manera tan estúpida se ha hecho referencia en más de una ocasión, pardillos.

    ResponderEliminar
  19. entonces el pardillo eres tu pork ironia es dar a entender lo contrario d lo k has dixo

    ResponderEliminar
  20. Ironía. (RAE)

    (Del lat. ironīa, y este del gr. εἰρωνεία).

    1. f. Burla fina y disimulada.

    2. f. Tono burlón con que se dice.

    3. f. Figura retórica que consiste en dar a entender lo contrario de lo que se dice.

    Si es que cuando uno no quiere entender... Tengo mis principios y mis argumentos bastante bien configurados. Veo que vosotros no. Aquí se acaban las estériles aportaciones que ni a aportaciones llegan ser ya que sólo mostráis descalificaciones personales, ni siquiera al global de los antitauricidas. Fin.

    ResponderEliminar